Los mejores años de nuestra vida

Los mejores años de nuestra vida

Escribe Mercedes Gallego que cada día se suicidan en Estados Unidos 22 veteranos de guerra. Casi uno cada hora.

En los años 40 del pasado siglo William Wyler firmó la película Los mejores años de nuestra vida. Cuenta la historia de un grupo de soldados estadounidenses que regresan a su ciudad natal tras la Segunda Guerra Mundial. Unos llegan mutilados, otros con honores militares y todos con la ilusión de retomar su vida y recibir la recompensa por haber dado los mejores años de su juventud a su país. Avanza la película y todos sus sueños se deshacen paulatinamente. Unos han perdido su puesto de trabajo, a otros su pareja no los ha esperado, otros no pueden adaptarse a esta nueva etapa de su vida… Sus vidas están rotas.

Poco parece haber cambiado desde entonces si los soldados estadounidenses siguen suicidándose.

Atribuyen a Napoleón Bonaparte la frase La diferencia entre un ejército y una banda es que el primero recoge a sus muertos y heridos. Quizá un matiz importante para conocer a una sociedad o un grupo sea saber cómo trata a sus muertos y heridos.

Olvidémonos de ejércitos y guerras. ¿Qué trato damos a los familiares, amigos y compañeros enfermos o que han caído en la pobreza? Una pregunta que deberían hacerse también los partidos, sindicatos y movimientos sociales. Endeble proyecto social aquel que no sepa proteger y cuidar a los suyos.

Decían las feministas de los 60 y 70: Lo personal es político.

[Fuente de la imagen]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *